Turismo de Villena

Enoturismo y gastronomía / Enoturismo

Enoturismo

La cultura vitivinícola tiene un gran arraigo en esta zona, pues el cultivo de la vid viene de tiempos remotos. Como sucede en otras zonas, fueron los iberos los que comenzaron a cultivar la vid en estas tierras para consumo familiar, llegando esta tradición posteriormente a los romanos.

A finales del siglo XIX existían importantes bodegas en Villena que producían vino para ser exportado desde el puerto de Alicante, aunque esta etapa de auge se vio truncada por una fuerte plaga de filoxera, junto a la crisis económica nacional del primer tercio del s. XX. Todo ello produjo la desaparición de muchas de las bodegas existentes, lo que también implicó una reducción de la superficie de cultivo.

En la actualidad, Villena cuenta con un grupo de modernas bodegas que producen unos excelentes caldos basados en la experimentación de variedades autóctonas de uva, como la Monastrell e incorporando otras como la Cabernet Sauvignón o la Merlot, que han conseguido adaptarse perfectamente a la privilegiada situación de Villena, una zona climáticamente influenciada por la meseta y el mediterráneo, lo que le reporta unas condiciones inmejorables para el cultivo de la vid y la elaboración de vinos. Los blancos se caracterizan por un color amarillo pajizo y resultan frescos y afrutados, al igual que los rosados. Los rintos son cálidos, carnosos y con buena estructura, y están acompañados de ricos aromas balsámicos.

En Villena también se produce el famoso Fondillón, quizás el vino alicantino más famoso de la historia. Se realiza con variedad de uvas Monastrell, de las cuales resulta un vino espeso y de sabor dulce que alcanza unos 18º, muy adecuado para el acompañamiento de postres y dulces. Este caldo adquirió una gran fama en el siglo XV y se convirtió en vino con “Denominación Real” siendo así saboreado por reyes y cardenales del Renacimiento y citado en obras de autores como Dumas, Salgari o Dostoievsky. Según el cronista de Luis XIV, el Rey Sol, cuando sintió la muerte cercana, su último deseo fue unos bizcochos bañados en Fondillón. La gran fama y prestigio de esta bebida se plasmó en el catálogo de vinos de Maisonnave, de finales del XIX, en donde el Fondillón alcanzaba los 800 francos/hectolitro, por delante de otros famosos caldos como el de Xerez con 204 francos o el Oporto con 153 francos. El Fondillón, además, está declarado por la UE como Vino de Lujo Europeo. 

Para un mayor conocimiento de los vinos elaborados en Villena, se puede visitar alguna de las bodegas existentes, en donde es posible adquirir vino, realizar una cata o visitar los viñedos. Además, Villena forma parte de la Ruta del Vino de Alicante, con bodegas, restaurantes, enotecas y otros lugares de interés que ofrecen productos relacionados con el vino y la importante cultura enológica de nuestra provincia. 

BODEGAS VISITABLES Y RUTA DEL VINO:

Bodegas Francisco Gómez
Bodega Sierra Salinas
Bodega Las Virtudes
Bodegas Casa Corredor
Ruta del Vino de Alicante
Jornadas Enotur Villena
PÁGINA 1 de 1

SÍGUENOS

BÚSQUEDA RÁPIDA

Esta web utiliza cookies propias y de terceros que son necesarias para el proceso de registro y el análisis de la navegacion de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Ver política de cookies

acepto las cookies