El centro histórico de Villena cuenta con un interesante conjunto de relojes solares que por su antigüedad y singularidad constituyen un claro ejemplo de la riqueza y diversidad de su patrimonio histórico. Su cronología abarca desde finales del siglo XVI hasta el siglo XVIII.

Tres de ellos se conservan en la plaza de Santiago, dos en torno a la portada de la iglesia de Santiago y uno en la fachada del Palacio Municipal. Un cuarto ejemplar se encuentra en la fachada de la torre del campanario de la iglesia de Santa María.

Tenemos constancia de la existencia de otros relojes de sol en el centro urbano de Villena, ahora desaparecidos, como el que se encontraba en la Torre del Reloj o del Orejón, demolida en 1888, o el que estaba situado en la ermita de Santa Lucía, a la entrada de la ciudad.

Iglesia de Santiago

En la fachada sureste de la iglesia de Santiago, con una orientación de 41º a levante, se encuentra el más antiguo de los relojes de sol conservados en el centro histórico de Villena, el cual podemos situar a finales del siglo XVI. Se trata del reloj semicircular con varilla perpendicular situado a la derecha de la portada cuyo diseño no es válido para esta orientación. Al parecer, se intentó adaptar sin éxito un diseño para una orientación meridional a la declinación de esta fachada, obviando la inclinación del gnomon, y girándolo ligeramente en sentido antihorario. Por tanto, aunque finalmente labrado, no puede funcionar correctamente.

Poco después debió realizarse el reloj sobre la portada, esta vez perfectamente resuelto para la orientación de la fachada. Bajo el lema “BREVES DIES HOMINIS SVNT” (Breves son los días del hombre), el reloj contiene las horas desde las 4:00 hasta las 15:00 y forma pareja con el reloj situado en la fachada del Palacio Municipal, aproximadamente a 90º, el cual contiene las horas desde las 9:00 hasta las 20:00.

VER LOCALIZACIÓN

Palacio Municipal

Para completar el abanico horario que ofrece el reloj sobre la fachada de la iglesia de Santiago y abarcar holgadamente el resto de horas del día, en la fachada del Palacio Municipal (antigua casa abadía de la iglesia), con una orientación de 47º a poniente, se realizó un segundo reloj de sol con el lema “SIC TRANSIT GLORIA HVIVIS MVNDI” (Así pasa la gloria de este mundo).

Más grande y situado a mayor altura que el de la iglesia de Santiago, este reloj conserva el arranque de una decoración arquitectónica en la parte superior, interrumpida por alguna de las reformas realizadas en el edificio a lo largo de su historia. Otra particularidad es la línea labrada por encima de la línea de las 10, que probablemente corresponde a una línea auxiliar para el cálculo del reloj.

VER LOCALIZACIÓN

Iglesia de Santa María

La torre campanario de la iglesia de Santa María acabó de construirse a finales del siglo XVII. En su fachada oeste, con una orientación de 73º a poniente, se encuentra su correspondiente reloj de sol, recientemente recuperado. A diferencia de los de la plaza de Santiago, labrados sobre la superficie pétrea, este ejemplar está pintado sobre el paramento. Su llamativo diseño, adaptado a su elevada declinación, y su gnomon perpendicular que indica las horas con la sombra de su extremo apuntado, hacen de él un ejemplar muy singular. Indica las horas de la tarde, a partir del mediodía solar.

VER LOCALIZACIÓN